Armonía Caos - Estudio del paisaje de Iván Romero

Armonía Caos 

Estudio del paisaje de Iván Romero

La muestra “Armonía - Caos” nos presenta la interpretación personal y contemporánea de Iván Romero sobre el paisaje desde el año dos mil doce hasta la actualidad, producto del estudio de la naturaleza a través de las abstracciones gestuales del paisaje, con un amplio sentido estético del análisis y la reflexión de intersubjetividades, que surgen de experiencias y sensaciones de la búsqueda introspectiva del hacer creativo de una representación emocional. Es así que encontramos en sus piezas alusiones a temas como el vacío, la espiritualidad, el misticismo, en los que el artista enfatiza la armonía en la contemplación de los elementos naturales que permiten la tranquilidad, el sosiego y la meditación, en contraposición al ruido y al caos paisaje pictórico, todo ello con un una enorme expresividad y fuerza.

El artista Iván Romero crea y recrea según las posibilidades del mundo que conoce; le da forma a su realidad, no de manera descriptiva sino de modo poético, porque es imposible para él, aun tratando, representar la realidad tal cual es, por ello lo que hace es darle forma a sus interpretaciones de manera pictórica, evocando las formas, los paisajes y los lugares visitados del continente americano como lo son los parajes y las zonas transitadas en Ecuador, Colombia, Venezuela, Costa Rica y Estados Unidos. El artista le otorga a sus impresiones un carácter particular que logra plasmar por medio de aspectos cromáticos, formas y gestos característicos de la naturaleza propia de esas regiones, obra construida con su capacidad del saber cognoscente.

Según Kant los objetos son regidos por nuestros conocimientos, ningún conocimiento precede en nosotros a la experiencia y todo conocimiento comienza con ella, esto en cierta manera nos permite comprender si tenemos el conocimiento y la experiencia clara, por ejemplo de lo que representa para nosotros un paisaje y si con nuestra vivencia podemos reconocer uno, o se puede desde lo simbólico o desde el gesto reconocer situaciones de la naturaleza. Esto es probable porque el sujeto constituye al objeto desde su experiencia, su percepción y el empleo de conceptos que usamos para razonar.

La memoria del artista le sugiere lugares, sensaciones y efectos cromáticos, situaciones que le llamaron la atención y ha registrado en su subconsciente, esto le permite tener una serie de archivos que va administrando a discrecionalidad en el hecho creativo, toda una serie de recuerdos ambiguos que vierte sobre sus lienzos a modo de diálogos constantes. Esto nos permite comprender que cada lienzo es en sí mismo un archivo de diferentes estados del pasado de Iván, una suerte de sintaxis creada desde la memoria por medio de sus recuerdos, un lenguaje pensado, de cierto orden y en ocasiones de cierto desorden de la memoria del olvido.

Una reflexión valiosa de Iván sobre su memoria nos comenta lo siguiente:

"Al tratar de comprender los procesos de síntesis por los que transita la imagen que se aloja en mi memoria y cómo desde la observación y vivencia del paisaje, que va de lo macro, estando inmerso en un páramo de los Andes venezolanos o navegando a través del lago de Maracaibo y almacenar toda la información consciente e inconsciente a la que se está expuesto, transformarla en posibilidad expresiva, o desde lo micro, estando sentado en un recodo del Jardín Botánico y contemplar las manchas que el polvo, la lluvia, el paso del tiempo van grabando en la madera que se deteriora, al no perder de vista los detalles que ofrece una hoja seca, el vuelo de una semilla, los mohos y hongos adheridos a los árboles, los peces y las floraciones en las pequeñas lagunas, las exuberantes bromelias. Es así como, tras el asombro que me causan estas expresiones naturales que se sintetizan en mancha, busco hilvanar cada detalle, hacer conciencia de las sensaciones que me producen, de las asociaciones que hago y de los resultados plásticos obtenidos en el taller."

Existe una armonía en el paisaje de Iván cuando sus gestos, líneas y trazos concuerdan con el color; hay un equilibrio de las formas, situaciones cromáticas, en el aspecto compositivo, que evocan a la serenidad, inmovilidad o calma por la estabilidad del conjunto de sus elementos distribuidos acordemente en la pintura, lo que la hace agradable a la vista debido en parte a su sencillez. Tal carencia de recursos o materia rememora lo sublime relacionándolo con el plano espiritual, que parte de la sensibilidad, evocando la paz, la tranquilidad y su relación con lo bello de lo etéreo, lo inmaterial del espíritu donde no se sabría diferenciar si es el espíritu del artista o el de la naturaleza o el de ambos, presentes en la pintura.

Existe en el trabajo de Iván una gran dualidad muy característica así como ocurre en la naturaleza de nuestro medio ambiente y la naturaleza del ser humano, algo que surge espontáneo y sorpresivo, no es lineal, ni predecible como lo es el caos, son acontecimientos o situaciones difíciles de dominar o predecir, que se presentan de modo incontrolable, situaciones ajenas al artista, acontecimientos externos, impulsos no manejables, los cuales hacen surgir imprevistos en la pintura, alteraciones que pueden resultar provechosas y ser las causales de acontecimientos estéticos favorables, en la búsqueda de imprevistos azarosos que sean el detonante de posibilidades plásticas.

En la naturaleza hablamos de una perfección con formas de un orden y armonía, en constante cambio y transformación de formas perfectas e imperfectas y esa imperfección, representada por la anarquía, la podemos constatar en el trabajo de Iván en piezas de enormes contrastes, en el excesivo uso de los elementos expresivos, en el atiborramiento de formas, lo que establece su propio orden, muchísimo más complejo, que aparentaría un caos que no es tal. Su obra relaciona la oscuridad, el desorden, que en la pintura es un exceso de elementos, las formas presentadas con exceso de valores cromáticos, para denotar alteraciones extremas de emociones y sentimientos compulsivos que se hacen huella en la tela.

La investigación de Iván desde sus dos grandes series, la de marinas y la de bosques, en su conjunto, parece abordar la búsqueda de representar físicamente la inmaterialidad, la desmaterialización del paisaje desde lo etéreo, involucrando el aspecto espiritual y emocional. Si no tuviéramos en cuenta esta concepción de su pintura los trabajos nos parecerían inacabados, de formas no precisas, cosa que no es así, ya que hay tensión y contrastes en situaciones de armonías y luchas entre las formas plenas e inacabadas, muy estimulantes a la percepción, lo que las convierte en piezas potenciales que van desde la posibilidad de la nada al infinito del espíritu, algo más allá de lo finito de su ser.

La pintura de Romero encierra una atmósfera de meditación, espiritualidad y misticismo que nos estimula a disfrutar su interpretación del paisaje, como una serie de gestos y colores combinados de forma equilibra, por lo que logra trasmitir sensaciones de relajación, sosiego y reposo, un gran estado de armonía. Esta muestra invita al espectador a ir descubriendo asociaciones y a indagar en las diversas variantes de temas que nos sugieren las diversas estaciones, atmósferas y series de bosques y marinas, las cuales nos remiten a una constante inquietud y al estudio del paisaje desde su visión y desde la evolución de sus reflexiones de taller, de su búsqueda introspectiva del hacer creativo, del análisis autocrítico de los aspectos plásticos y conceptuales, de la naturaleza que se encuentra en constante transformación y cambio dinámico, tal como el pensamiento crítico del hombre en los tiempos difíciles que suele generar cambios, crisis o caos.

Textos: Jhonny Fung 

Curador e investigador del Museo de Arte Contemporáneo Alejandro Otero (MAO).

Biografía

Iván Romero. Pintor y escultor. Natural de San Félix, Ciudad Guayana, estado Bolívar, nace en 1973. Reside y trabaja en Caracas. Realiza estudios de bachiller en arte en la Escuela de Artes Plásticas de San Cristóbal, estado Táchira (1991 - 1993). Seguidamente estudia Diseño Gráfico en el Instituto Universitario de Tecnología Antonio José de Sucre (1993 - 1997), y realiza una licenciatura en arte, mención pintura, en el Instituto Universitario de Estudios Superiores de Artes Plásticas Armando Reverón, Iuesapar, hoy Universidad Nacional Experimental de las Artes, Unearte, Caracas - Venezuela (2007 - 2011). Ha mostrado su obra en numerosas exposiciones individuales y colectivas.

Exposiciones individuales

2013 “Pasos”, Galería Armando Reverón, Isla de Margarita, estado Nueva Esparta, Venezuela “Memorias”, Galería de Artes Visuales Jesús Alviares Hurtado Cordero, estado Táchira, Venezuela

2012 Proyecto en residencia de creación artística: River of Silence. Expressiones Cultural Center, New London, Connecticut, Estados Unidos.

2011 “Deyábu”, Galería Espacios Libres, Centro Cultural El Hatillo, El Hatillo, Venezuela. “Momentos”, Alianza Francesa, Paseo Las Mercedes, Caracas, Venezuela. “Venezuelan Art”, Gift10 Vyner. ST Gallery, Londres, Reino Unido.

2009 “Travesías pinceladas entre el cielo y el mar”, Galería de Arte El Punto, San Juan de Colón, estado Táchira, Venezuela. “Travesías pinceladas entre el cielo y el mar”, Museo Casa Anzoátegui, Pamplona, Colombia.

2006 “Antropofagia – una experiencia entre el lobo y el cordero”, Casa Steinvorth, San Cristóbal, estadoTáchira, Venezuela.

2003 “Perpetuación del primogénito”, Galería Manuel Osorio Velasco, Dirección de Cultura y Bellas Artes del Estado Táchira, San Cristóbal, estado Táchira, Venezuela. “Perpetuación del primogénito”, Casa de la Cultura don Pepe Melani, La Grita, estado Táchira, Venezuela.

2001 “El ojo de la pirámide”, Galería Manuel Osorio Velasco, Dirección de Cultura y Bellas Artes del Estado Táchira, San Cristóbal, estado Táchira, Venezuela.

1997 “Y le salieron alas”, Universidad Nacional Experimental del Táchira, San Cristóbal, estado Táchira.

Exposiciones colectivas

2016 “En los límites difusos de la forma”, Café Bordes, San Cristóbal, estado Táchira,Venezuela. X Colectiva Nacional de Artes Plásticas UNA, Biblioteca UCV, Caracas, Venezuela. “Bioenergizarte”, Museo Alejandro Otero, Caracas, Venezuela.

2014 67° Salón de Arte Arturo Michelena, Valencia, estado Carabobo. “Pinturas”, Centro de Artes Rómulo Gallegos, Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), Caracas, Venezuela.

2012 “Bioenergizarte”, Celarg, Caracas, Venezuela. “The Art Takes Times Square Artist Wanted”, Times Square, Nueva York, Estados Unidos. “Arroz con mango”, Galería Arturo Michelena, Banco Industrial de Venezuela, Caracas, Venezuela.

2011 “La casita”, Casa Steinvorth, San Cristóbal, estado Táchira,Venezuela. “Arte a la carta”, Espacio Expositivo Hotel Altamira Suites, Caracas, Venezuela. X Salón Armando Reverón, Museo de Arte Moderno Juan Astorga Anta, Mérida, estado Mérida, Venezuela. “Punto de encuentro”, Instituto de Gerencia y Estudios Especiales del Zulia (IGEZ), Maracaibo, estado Zulia, Venezuela.

Reconocimientos

2011 Gran premio, X Salón Armando Reverón, Mérida, estado Mérida, Venezuela.

2008 Mención, 1er Salón Sueños Lusitanos, Centro Portugués, Caracas

2007 Mención, XXVII Salón de Pintura Ateneo de Carúpano Premio concurso de murales Copa de América San Cristóbal

Visita el perfin de Iván Romero en VITRINARTE

https://vitrinarte.com/es/17_ivan-romero

Deja tu comentario!

Tu dirección de email no será publicada.