Humberto Salas

artista.png
En mi obra puedo definir con total elocuencia la experiencia táctil. 
Algunas de las partes no están fijadas de modo que se pueden tocar, mover, y ello porque una vez más, el arte es un "juego", donde el pensamiento y la obra es lo único que permanece después de la perseverancia.....
Aún no dejo de recordar que mi amigo Aldo Ramos vislumbraba en 1991 (cuando hice mi primera individual), que "Salas logra en sus piezas, diriamos, estructuras animalescas" y yo le decía que en ese caso serían ideas muy libres de lo animal. Pensaba que más que un atributo sería mi visión de lo fantástico. Hoy después de todos esos años veo la profundidad de su visión y no dejo de pensar en lo que me comentara Luis Pérez Oramas en 2017, "el artista la mayoría de las veces no sabe lo que hizo hoy, lo sabrá mañana...."
Humberto Salas.